Pasaje de amores

Carlos / Colón

Hiniesta

CUANTAS tardes de Cuaresma me he perdido, Hiniesta, por los hermosos laberintos que llevan a tu casa. Qué gloria tus caminos, Hiniesta, en esas tardes ya largas de febrero o marzo, en sombra de noche prematura las calles estrechas mientras el sol aún dora la altas copas de los árboles del colegio Padre Manjón. Caminos de la Hiniesta en tardes de raso azul bordadas por vencejos con cruces arbóreas y corazones traspasados; caminos de inicios marcados por cipreses, conventos e iglesias -Santa Paula, Omnium Sanctorum, San Román- que serpentean por calles estrechas de nombres recios -Enladrillada, Siete Dolores de Nuestra Señora, Pasaje Mallol, Arrayán, Macasta- que guardan la secreta belleza de una Sevilla -Padre Manjón, Bordador Rodríguez Ojeda, Duque Cornejo- de ladrillos mudéjares, cales, altos árboles que se aparecen por sorpresa y azulejos de cuando a la Macarena la llamaban por su nombre de Esperanza.

Una tarde única entre todas las tardes de una Cuaresma única entre todas las Cuaresmas me perdí buscándote, Hiniesta, por esas calles. ¿Cuándo nace un recuerdo? ¿Por qué de entre todos los momentos vividos uno, sin que nada excepcional lo singularice, se fija en la memoria para siempre? No lo sé. Sólo sé que esa declinante luz azul Hiniesta, esa dulce caricia del aire entrecortada por el frío de azulejos de los oscuros portales y ese vagar por un laberinto de calles que parecían tan complacidas en su hermosura que se olvidaban de llevar a parte alguna, son desde entonces para mí Sevilla en vigilia de Semana Santa.

Allí vuelvo cada Cuaresma a buscarme, Hiniesta, y allí me encuentro al encontrarte. Madre del Buen Recuerdo que todo lo perdiste -efigie, Hijo, templo, barrio- y todo lo recuperaste por obra del amor de los tuyos; Virgen siempre resplandeciente de luz niña, azul y plata, de Domingo de Ramos, guárdanos de ese cernudiano viento del olvido que, cuando sopla, mata.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios