Los pasos perdidos

Rosamar / PRieto- / Castro

Historias de catenarias

HOY, último día que estoy por aquí, opto por contarles una historia que supuso vivir jornadas difíciles.

Nos situamos en 2009, mes de marzo. Primera Semana Santa con catenarias. Para entonces ya habían corrido ríos de tinta y las reuniones con las hermandades se habían multiplicado respecto a otros años. Todo eran problemas, incluso donde no había ninguno. Era el ambiente creado.

Nunca olvidaré la tarde del 26 de marzo, en mi despacho de la Plaza Nueva, en el intento de calmar los ánimos y conseguir soluciones. Estábamos la cúpula del Consejo, el Amor, las Aguas, la Carretería, los Javieres, la Lanzada, los Panaderos, las Siete Palabras, el Cachorro y la Quinta Angustia, en su mayoría hermanos mayores. A mí me acompañaban mi director de área y el gerente de Tussam con un técnico. Nunca había oído tantos gritos, y me los daban a mí y a los que estaban en representación del Ayuntamiento. Sin duda, no todos con igual volumen, algunos se destacaron mucho, los hubo que defendieron sus intereses en tono mesurado, incluso alguno, más agobiado aún que yo por la situación, salió en defensa de la delegación. Cualquier lector avezado acertará a establecer un orden en base a los decibelios. No es muy difícil.

Terminó como el rosario de la aurora y tengo que reconocer que es la única vez que he sentido que vivía una situación injusta. No creo que ningún director de área de una institución haya empleado más horas buscando una salida y muchas de madrugada, como lo hizo el de Fiestas Mayores. Pero no cuadraban las medidas. Las catenarias tenían la altura que nos dio el Consejo el año anterior, y algunos crucificados y misterios la sobrepasaban.

Dos días después, el 28, el alcalde logra el compromiso de CAF para sufragar el desmontaje y posterior montaje de los cables de la Avenida. Se produjo el milagro y la historia acabó bien.

Es lo que dijo Antonioni ante la Macarena: "Aquí tenéis lo que otros buscamos toda la vida, la Esperanza".

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios