PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Homenaje a Engelhardt

DIRECTOR de la Compañía Sevillana de Electricidad, director de la Compañía Tranvías de Sevilla y cónsul de Alemania. Todo eso fue Otto Engelhardt, persona muy querida en la Sevilla del primer tercio del siglo XX. Pero, sobre todo, fue un demócrata intachable que pagó con su vida renegar desde primera hora del régimen hitleriano que le hizo avergonzarse de su sangre germana. En las jornadas Todos los nombres, que tienen lugar en la Casa de la Provincia para enaltecer a víctimas de la represión franquista, la sesión de hoy se dedica a este ingeniero de la AEG que tanto hizo por el desarrollo de Sevilla y cuya grandeza en la tragedia, fusilado por las tropas de Queipo, había caído en el olvido hasta que lo ha reivindicado su bisnieta, la documentalista Ruth Engelhardt.

Sevilla le debía un homenaje a este gran hombre. Cuando, en septiembre de 1936, con 70 años y enfermo de flebitis, le dieron el alta en el Hospital de las Cinco Llagas (donde había una placa en su honor por haber sufragado el embaldosado de una sala), lo detuvieron de inmediato y pasó a ser carne de paredón. De nada le sirvió estar en posesión de la medalla de Isabel la Católica, concedida por Alfonso XIII.

En el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán se ha encontrado documentación sobre la vigilancia que su embajada en España ejerció sobre Engelhardt desde 1929. Amigo de José Laguillo y colaborador en su periódico El Liberal, en 1933 denunció el acoso del nuevo cónsul en Sevilla, Gustav Draeger, jefe del espionaje militar alemán en el sur de España. Y también supo que un anónimo sevillano admirador de Hitler había dado una lista de "hombres peligrosos" a vigilar en la que estaba su nombre. Tres años después, esa lista surtió efecto, y quien era conocido como pacifista fue asesinado al cobijo de la represión bélica.

Si podemos respirar libertad es gracias a las personas que viven a contracorriente de la deriva hegemónica en su tierra.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios