desde mi córner

Luis Carlos Peris

Honor y dinero van de la mano

La Copa América tiene el atractivo del prestigio y el de la soldada extra que se embolsarían los futbolistas

COMO el calendario es tan confortable, como hay tanto espacio entre partido y partido, Ángel Villar está contentísimo de haber sido invitado a llevar a la selección española a la Copa América. Y eso es como un arma de doble filo, como una hoja con dos lecturas, la del prestigio y la del abuso de partidos. De esto último se quejarían los futbolistas si no fuese porque la selección les aporta un plus extraordinario de ingresos típicos y también atípicos, que otra cosa sería que el club de cada cual les hiciese jugar en julio por el mismo dinero que perciben por no hacerlo. Lo que diría la AFE del tal Rubiales en ese caso...

La otra lectura está en el honor que representa el que España sea invitada a colisionar con Brasil y Argentina en su ambiente y en competición oficial. Se diga lo que se diga, el fútbol americano se representa por Brasil y Argentina, con perdón de esa Uruguay que atesora en sus vitrinas la mayor carga de conquistas por habitante. Ir a América sería un honor, aunque también hasta cierto punto, pues se trata de sustituir a Japón y las grandes europeas, como la propia España, también fueron invitadas en su día sin éxito. Nunca ninguna accedió a prescindir de las vacaciones y atravesar el charco en pleno verano para encontrarse con el crudo invierno argentino.

Pero así como otras veces se negó, ahora dice Villar que le ilusiona y cuando al bilbaíno le ilusiona algo, tenga la seguridad de que se corre el riesgo de que llegue hasta sus últimas consecuencias. Tampoco es lo de Messi, que dice que no comprende cómo España puede jugar la Copa América y sorprende porque no dijo lo mismo cuando la invitada era Japón. Las fechas no son las más adecuadas para preparar la temporada siguiente, pero tengamos la seguridad de que el sindicato de futbolistas no lo verá mal, pues si a algo no renuncian los futbolistas es al honor que significa ser elegido para defender el pabellón patrio ni, por supuesto, al dinerito extra que ello conlleva.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios