Visto y oído

Antonio / Sempere

Horarios

HACE varias semanas que TVE puso en marcha, en las madrugadas de los miércoles, un contenedor llamado Zona documental. Se trata de una selección de largometrajes de este género, estrenados comercialmente en las salas en las dos últimas temporadas. Títulos señeros de la producción nacional, de Agustí Vila o José Luis López Linares en sus últimas entregas, cuyos alumbramientos tuvieron lugar en prestigiosísimos festivales de cine, de San Sebastián a Valladolid pasando por Málaga.

Pues bien, la clandestinidad con la que se están emitiendo estos largometrajes raya lo nunca visto. La televisión pública no los ha publicitado en absoluto, de acuerdo. Pero me llama sobremanera la atención que los medios tampoco se hayan hecho eco de tan tentadora oferta. Con motivo de la emisión de Hécuba, un sueño de pasión, un delicioso documental dedicado a la profesión actoral que recoge testimonios de Antonio Banderas, Victoria Abril, miembros de Els Joglars y Aurora Bautista, entre otros, peino las secciones de televisión de casi todos los diarios nacionales radicados en Madrid y Barcelona y, sorpresa, no encuentro ni rastro de información sobre la citada producción de 2006, estreno riguroso en televisión y en las muchísimas capitales a las que la cinta no llegó. Ni un breve, ni un comentario, ni un destacado. Ni una alusión a Hécuba en esas secciones dedicadas a las películas que se ven en la tele.

Parece que la Zona documental no se considera cine. Mientras fue director de TVE, Manuel Pérez Estremera impulsó Documenta 2 los viernes noche durante un par de temporadas. Ahora, esos mismos títulos, de los que TVE tiene los derechos, pasan impunemente en la madrugada. Sin que nadie los anuncie y sin que nadie hable de ellos, ni antes ni después. Una pena.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios