La ventana

Luis Carlos Peris

Horrible árbol que nos impide la visión del bosque

ENTRE canción y canción de dramática desesperanza nos quedamos apenas sin tiempo para contemplar cómo pasa la vida. La vida normal, la que abarca tanto a paisaje como a paisanaje, no la que nos tiene encabronados a todos en esa fractura canalla en la que la ciudadanía va por una acera y la clase política por otra. Y pasa que entre recortes y algaradas, entre ERE inhumanos y desahucios incalificables, nos estamos perdiendo la forma en que ha entrado este otoño, con su temperatura confort y su luz, esa luz que en Sevilla es como la paleta de un pintor con el buen gusto en perfecto estado de revista. Y de aquesta guisa nos perdemos esos atardeceres en que el sol huye por la cornisa y nos deja visiones tan magníficas como la fachada del palacio de los Montpensier, hoy domicilio de Pepe Griñán por los siglos de los siglos. He ahí un drama más, que el árbol de la ruina nos impida la visión del bosque de la vida.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios