La ventana

Luis Carlos Peris

Hoy te quiero más que ayer, pero...

HOY te quiero más que ayer, pero menos que mañana. La cursilada hizo estragos y lo que empezó por una película en color por eastmancolor rodada en 1959 siguió como eslogan de éxito y ahí continúa, que ni crisis ni nada para el hoy te quiero más que ayer, etcétera. La película se llamaba El día de los enamorados y fue como una secuencia que siguió a Las chicas de la Cruz Roja, film de enorme éxito en aquella España que empezaba a ver el final del túnel negrísimo de la posguerra más larga que conocen los tiempos. Concha Velasco, Toni Leblanc, Antonio Casal, María Mahor o Katia Loritz sucumbían ante los flechazos de San Valentín, una especie de Cupido celestial que interpretaba George Rigaud. Aquello fue, posiblemente, uno de los golpes más certeros de la mercadotecnia, tan en la yema de la cosa que ni siquiera esta crisis que sufrimos ha podido con el cursi hoy te quiero más que ayer, pero...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios