cuchillo sin filo

Francisco Correal

Hoy es san Pepe

HOY es san Pepe en el calendario de la buena literatura. En 1961, José Manuel Caballero Bonald obtuvo el premio Biblioteca Breve de novela con Dos días de septiembre. El tercer autor nacional que lo obtenía después de Luis Goytisolo y Juan García Hortelano. A partir de Caballero Bonald, el premio viajó en tres ediciones consecutivas a Latinoamérica: lo ganaron el peruano Mario Vargas Llosa, un arquitecto mexicano llamado Vicente Liñero que derrotó en la final al uruguayo Mario Benedetti y el cubano Guillermo Cabrera Infante.

Caballero Bonald es un jerezano de Sanlúcar, que es como ser cartagenero de Indias. Fue el tercero de los españoles y el primero de los americanos, ya que construyó una trama sobre la vendimia de Jerez desde su destierro colombiano. Todo ese trasiego de aguas y de vinos está en su literatura, en su manera de hablar, en su bonhomía, en ese carisma que a tantos periodistas nos lleva a su retiro gaditano de Montijo buscando una Velintonia del sur. Comparte con Fernando Quiñones, tan distinto, tan complementario, la estirpe de la sal y un nexo telúrico con el territorio, con la mar (Quiñones fue finalista del Planeta con La canción del pirata) y con el flamenco. Son los dos escritores que mejor lo entendieron y más lo han divulgado en tierras de gentiles.

Se hundía el Adriano Tercero en el muelle de Cádiz, metáfora de la caída del imperio romano ante los fenicios. El Cádiz ha fichado a un obispo del Getafe que llega a una diócesis, Cádiz-Ceuta, que fue tándem balompédico con reparto de puntos para que el nuevo mitrado no se enfadara. Caballero Bonald y Quiñones miraron siempre las aguas del Atlántico y se casaron con sendas mediterráneas, mallorquina la del primero, veneciana la del segundo. Empieza la Mostra en Venecia y en Cádiz se extiende por todos sitios el legado del padre literario de Hortensia Romero. En el mismo ejemplar del Diario de Cádiz que informaba del viejo vapor y del nuevo obispo, leo que se abre el plazo de la duodécima edición del Certamen Nacional Fernando Quiñones que incluye diez modalidades del cómic al graffiti, del pop-rock al relato corto. En las páginas de Cultura se incluye la programación de la 43 edición de Alcances, la muestra de cine que creó Quiñones, que inauguró en 1995 las Presencias Literarias de la Universidad de Cádiz.

Hoy es San Pepe en toda la bahía y los cangrejos ermitaños de la Caleta, confidentes de Quiñones, levantan el caparazón por si aparece Hale Berry para la gala de Alcances o ponen en las ruinas del hotel Atlántico o en el balneario una de Glauber Rocha comentada por Julio Diamante precedida de cortometraje con palomitas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios