El parqué

Pablo Cumella

El Íbex hace el agosto

EL parqué madrileño arrancó con ímpetu el mes de agosto y se anotó una fuerte subida del 3,2% al cierre de la sesión, la mayor desde el 7 de julio, lo que permitió al Íbex superar la cota de los 10.800 puntos (10.835), el nivel más alto desde el 26 de abril, cuando cotizaba al borde de los 11.000 enteros.

Los buenos resultados empresariales anunciados la pasada semana en España elevaron la confianza de los inversores, que ayer se vio reforzada con los buenos datos de la banca internacional, ya que HSBC Holdings obtuvo un beneficio atribuido de 5.176 millones de euros en los seis primeros meses del año, lo que supone algo más del doble que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Además, el banco francés BNP Paribas obtuvo un beneficio atribuido de 2.105 millones de euros al cierre del segundo trimestre, lo que supone una mejora del 31,2% respecto al mismo periodo de 2009. Los resultados de los bancos impulsaron al sector financiero en todo el mundo.

En concreto, Banco Santander repuntó un 5,20%, seguido de Bankinter (+4,34%), BBVA (+3,68%), Banco Popular (+2,37%), Banco Sabadell (+2,06%) y Banesto (+1,71%).

No obstante, los mayores repuntes fueron para Técnicas Reunidas y Arcelormittal, con un avance del 6,74% y del 5,97%, respectivamente. Repsol YPF, por su parte, subió un 3,95% y Telefónica, un 2,7%. En el lado negativo sólo se situó Gamesa (-1,22%).

La apertura alcista de Wall Street contribuyó a la recuperación de los mercados, aunque Madrid fue la plaza que más repuntó, al cerrar. Por su parte, París subió un 2,99%, Londres, un 2,65% y Fráncfort, un 2,34%.

En el mercado de divisas, el euro ganó posiciones frente al dólar y al inicio de la sesión bursátil el cambio entre las dos monedas quedó fijado en 1,316 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios