Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Inaudita cesión la de Beckham

La subversión de valores también le roza al fútbol, ¿o no es subversión que un yanqui le preste al Milan?

RARO, raro, raro, el fútbol actual tiene unos resortes rarísimos y a veces hasta recuerda aquello de cuando el túnel de Chendo a Maradona, lo de los pajaritos que le disparan a las escopetas. O sea, el mundo al revés en un puñado de lances que llevan al fútbol por unos derroteros que frisan el surrealismo. Por ejemplo, lo último es muy llamativo, tremendamente llamativo que un club tan tradicionalmente grande como el Milan acceda a que un club yanqui le preste un futbolista durante el parón del Soccer. Quiero decir que por muy Beckham que sea el cedido no resulta fácilmente comprensible la operación.

No tiene nada que ver este fútbol con el de toda la vida, pero que nada que ver. Antes, los grandes eran los grandes y los demás estaban a lo que quisieran esos grandes. Uno de ellos fue siempre el Milan. Incluso antes de que arribase Silvio Berlusconi y que lo modelase Arrigo Sacchi, el equipo lombardo pertenecía al exclusivo club de la auténtica aristocracia del fútbol de verdad, el del Viejo Continente. El Milan se encaprichaba de un nuevo talento, iba a por él y sólo podía evitar que se saliese con la suya el cruce de otro aristócrata subiendo la postura para hacerse con el subastado. Los campos estaban perfectamente delimitados y todos sabían cuál era su rol.

Ahora, en esta aldea global a la que no puede ser ajeno nadie, ni siquiera el fútbol, los roles están tan confusos que los gazpachos proliferan a diario. Lo último, lo de Beckham al Milan en calidad de prestado, lo nunca visto. Cosas veredes, hermano, pero la verdad es que resulta complicado digerir que un emergente club del Soccer pueda cederle un futbolista a la Associazione Calcio Milan, el emblemático club de la capital de Lombardía. Es un préstamo mientras que Los Angeles Galaxy necesiten a su galáctico. Y si por entonces, Beckham se ha hecho ídolo de San Siro, qué le dirá Berlusconi a sus milanistas cuando sea reclamado desde Hollywood. Vivir para ver.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios