Visto y Oído

Antonio / Sempere

Incultura

SUCEDIÓ en la pieza del cierre del Telediario de las 9 de la noche. Presentaban una exposición de Juan Genovés, que con sus 82 años de sabiduría y experiencia fruncía el ceño y hablaba de esa manera en la que hablan quienes tienen autoridad moral para hacerlo. Comentaba Genovés que después de residir muchos años fuera de España, de ir y venir, cada vez que regresaba a casa percibía cómo las cosas no iban bien. Que ese modo en que se valora la cultura y se aprecia la cultura en otras latitudes, queda en agua de borrajas por estos lares.

Y parecía que, por un momento, España se desperezaba del letargo. Pero no. Sucedió el punto de inflexión. Y vino el cuesta abajo. Había que ver a Juan Genovés verbalizándolo. "Esto no es, esto no es, esto no es". Dicho tres veces consecutivas. Negando con la cabeza. Así no, esto no va. Recordaba el artista que los asistentes a las exposiciones, de promedio, dirigen la mirada a un cuadro por espacio de cuatro segundos. ¡Cuatro segundos! Así no hay manera. Así no se puede ver nada. Cómo le gustaría a él que se escudriñase cada una de las obras por un mínimo de cuatro minutos. Descubriendo la vida que está al otro lado. La pieza que cerró el Telediario del miércoles por la noche, que por cierto no era del Carlos del Amor, tuvo el sabor de un café amargo.

Nunca un par de minutos dieron (al fútbol le acababan dedicar seis) dieron para tanto. Bueno sería aplicárnosla cada uno de nosotros a nuestro entorno. Las terribles cifras del paro no deben postergar la otra crisis: la de valores, la de la ausencia de inquietud cultural. Esto no es. Así no vamos bien...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios