Crónica personal

Pilar / cernuda /

Inmoralidad política

ACUSA de machismo a quien la critica, Tania Sánchez dice que es víctima de una campaña de desprestigio por ser la pareja de Pablo Iglesias. Pues va a ser que no. La crítica hacia Tania Sánchez está basada en decisiones que tienen poco que ver con la ética, porque ha tomado decisiones que, en militantes de otros partido, ella misma habría considerado prácticas corruptas. Por ejemplo, trato de favor como concejal a empresas de su hermano, mentir al afirmar que no sabía que eran empresas de su hermano, o concesión muy "generosa" de viviendas protegidas a su ámbito familiar. Por otra parte, su actitud respecto a la formación política en la que ha hecho carrera, Izquierda Unida, ha sido absolutamente inmoral. Con todas las letras.

Defendía abiertamente la integración de IU en Podemos, y tenía derecho a hacerlo, por supuesto, aunque chirriaba un poco que pretendiera la absorción de IU por el partido que dirige su pareja. Pero ese derecho le obligaba, más que a nadie, a mantener una actitud absolutamente fiel con la formación que le ha dado todas las oportunidades, mientras no se produjera la deseada absorción. Y si no estaba de acuerdo, la puerta de la calle era la salida más honrada.

Se presentó candidata a las primarias para el Gobierno regional de Madrid, y en las semanas previas a la celebración de primarias se produjo un apunte masivo de seguidores de Podemos que se inscribían como simpatizantes de IU con derecho a voto. Maniobra que denunciaron todos los que estaban en contra de la fusión. Sánchez, gracias esos supuestos simpatizantes, consiguió ganar a sus adversarios. Llegaron luego las informaciones sobre sus componendas en Rivas Vaciamadrid, donde como concejal tomó decisiones de nepotismo puro y duro, lo que provocó denuncias que la obligaron a declarar ante el juez. Y cuando faltan cuatro meses para las elecciones, y puesto que en Podemos no se admiten a singularidades por muy novia que sea de Pablo Iglesias, anuncia que crea un partido con el que pretende formar una "unidad popular" -evidentemente con Podemos- y abandona IU, contra la que hace duras acusaciones de amparar a corruptos que eran consejeros de Cajamadrid.

No engaña a nadie con esa supuesta "ética": si no es parlamentaria pierde el aforamiento, lo que traslada la denuncia que le han presentado a un tribunal ordinario, que no actuará antes de las elecciones autonómicas y municipales.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios