La ventana

Luis Carlos Peris

Inquietante sobredosis demócrata

NI se debe ser más papista que el Papa ni más demócrata que ese David Cameron que en un exceso democrático ha metido a Occidente en un lío. Tras el veredicto de las urnas, el agraciado no tiene por qué apelar más a ellas hasta el fin de la legislatura. Avalado por dichas urnas se gobierna y punto en boca, sin necesidad de consultas que den lugar a movimientos sísmicos como el que ha promovido el Brexit en Europa con epicentro en Downing Street. Pasará el inquilino del 10 de dicha calle londinense a la Historia como el más nefasto de cuantos moraron ahí, pues con su sobredosis demócrata ha montado la de Dios es Cristo. Y que no nos vengan con la milonga de que se trata de un asunto doméstico de al otro lado del Canal porque no es así. Se va del club uno de los socios que merecen la pena y puede ser el principio del fin de una era, de toda una vida.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios