La ventana

Luis Carlos Peris

Instalados en la apoteosis del sectarismo

SECTARISMO en sobredosis, a hacer gárgaras la Transición y lo que en su momento pudo parecer una tácita ley de Punto Final con una reconciliación que todos dábamos por hecha. Nada de eso existe ya y en la apoteosis de confrontación existente, la postura sectaria de una izquierda que no se merece ser llamada así. Éstos de Izquierda Unida que vivaquean en el Ayuntamiento de Sevilla gracias a una pirueta electoral que les permitió multiplicar por arte de birlibirloque sus votos no cejan en su postura parcial, revanchista y ventajista para hacer de sus capas unos sayos repulsivos. Lo último ha sido prohibir un homenaje literario a Foxá por la sencilla razón de que fue falangista. Nada que ver su calidad literaria para la censura, sino su color político y su amistad con José Antonio Primo de Rivera. Señor, qué antigualla de argumentos, qué pobreza de miras, cuánto mandan con tan pocos argumentos...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios