la ciudad y los días

Carlos Colón

Jolgorio de creatividad

SI fuera la Marhovia de La viuda alegre, la Ruritaria de El prisionero de Zenda, la Carpantia de La carrera del siglo, el Gerolstein de La Gran Duquesa, el País de Nunca Jamás de Peter Pan, la Molavia o la Espartanopia de La Generala, la Eslonia de ¡A mí la Legión!, la Tomania o la Bacteria de El gran dictador, las rivales Liliput y Blefuscu de Los viajes de Gulliver o la ínsula Barataria cervantina, la cosa no tendría mayor importancia. Porque estos son imaginarios países de operetas, películas, zarzuelas y novelas. El problema es que se trata de España, un país real al que algunos quieren gobernar como si fuera imaginario: un capricho, una invención, un puzzle que se monta y desmonta a golpe de modas o intereses particulares… Un concepto discutido y discutible, como en su día dijo y ahora se arrepiente de haber dicho Zapatero.

El problema es que se trata de España, el país en el que los parlamentarios de cinco grupos -Amaiur, IU, PNV, ERC, Geroa Bai- acatan la Constitución por imperativo legal (un invento batasunero), añadiendo en algunos casos que lo hacen "sin renunciar a mis convicciones republicanas" (Lara y Centella de IU) o a la espera de que llegue su propia Constitución (Bosch, ERC). De opereta, zarzuela bufa o comedia, sí, si no fuera por que tras algunos de ellos asoman las orejas de los del tiro en la nuca, la bomba lapa, los atentados y los secuestros. Y porque tras otros asoma la patita una ideología fracasada tanto donde se impuso como dictadura como donde concurre a las elecciones democráticas sin poder tan siquiera hacerlo bajo sus propias siglas o formar grupo parlamentario (casos del PCF y la Gauche Démocrate et Républicaine, del PCI y el Partito Democratico della Sinistra o el Partito del Comunisti Italiani, del PCE e IU).

Leo que Gaspar Llamazares ha llamado "jolgorio de creatividad" a esta opereta de país imaginario que por desgracia es real y nuestro. La más realista Rosa Díez lo llamó un circo. Pero romano, con arenas de sangre, leones de paro, gladiadores nacionalistas y patricios corruptos, no de payasos -aunque también los haya- y trapecistas.

Porque este "jolgorio de creatividad" que tanto regocija al de IU se ha producido en los momentos críticos en los que se ha producido y con la vergonzosa entrada en sede parlamentaria de quienes han entrado.

PP, PSOE, CiU y UPyD parecen los únicos partidos con la representatividad y/o la responsabilidad necesaria para lograr que el jolgorio se convierta en eficacia y anular los daños que puedan causar quienes utilizan el Congreso como un caballo de Troya anticonstitucional.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios