Editorial

Jubilación a los 67 años en el SAS

LOS facultativos del Servicio Andaluz de Salud (SAS) han empezado a acogerse a la jubilación a los 67 años. No se trata de que se les haya aplicado de forma abrupta el retraso en la edad de jubilación acordado por el Gobierno de la nación en su reforma del sistema de pensiones. En este caso es un retraso que se ejecuta de modo voluntario por parte de los médicos, psicólogos, farmacéuticos y veterinarios del SAS. Tampoco ha habido que hacer un cambio normativo: el Estatuto Marco de la sanidad pública española, aprobado en 2003, establece la jubilación obligatoria a los 65 con carácter general, pero admite que haya prórrogas hasta los 70 años en casos excepcionales. A finales de 2010 el SAS decidió admitir entre su personal estas excepciones, aunque reduciendo la prórroga a dos años para los facultativos que acepten seguir en activo hasta los 67. El contexto en que se realiza este reenfoque de la jubilación es conocido: los datos de la demografía médica sugieren un aumento del déficit de profesionales en determinadas especialidades, a la vez que la tasa de reposición se ha reducido al 10% en el actual contexto de crisis (sólo en la enseñanza la Junta hará una excepción y repondrá todas las plazas amortizadas). Algo más de la mitad de los médicos especialistas que cumplieron 65 años en enero, tras entrar en vigor la oferta del SAS, se han acogido a la nueva norma. Desde el punto de vista del interés general, la medida sólo puede calificarse de positiva, ya que permite a la sanidad pública, es decir, a la población, beneficiarse de los conocimientos y capacidades de profesionales altamente cualificados y que aún se encuentran en situación de prestar los servicios requeridos y en plenas condiciones físicas y psicológicas para continuar en activo. La idea de la Consejería de Salud es aplicar la norma de los 67 años de manera coyuntural y atendiendo a las circunstancias concretas, a fin de que sea operativa en aquellos centros y para aquellas especialidades que se estimen necesario. La jubilación voluntaria a los 67 años está llena de lógica.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios