Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Jugó el Barça y venció el Betis

Fue bueno para el fútbol no permitir el enésimo capricho azulgrana y un milagro que los de Pepe Mel ganaran

JUSTAMENTE cuando se abortaba lo que pudo ser el enésimo golpe bajo a nuestro fútbol peleaba el Betis unos puntos en la paramera soriana con más fortuna que brillo, con bastante más suerte que méritos. Era cuando la tarde del primer sábado de puro invierno traía una noticia increíble. La autoridad, incompetente por supuesto, accedía a un capricho más del Barça y el partido de Pamplona se retrasaba a hoy. Afortunadamente cuando el Betis saltaba al inhóspito rodeo soriano ya se había dado marcha atrás, el Barça no se salía con la suya y, a regañadientes, se metía en un tren rumbo a la obligación. Y es que eso de viajar el mismo día del partido...

Deshecho el entuerto, el Betis afrontaba la prueba soriana para continuar liderando la tabla. Y la verdad es que no pudo entrar con peor pie en el hielo de Los Pajaritos, pues a los diez minutos podía ir tres goles abajo. Era un dolor el equipo de Mel, mayormente del ecuador hacia atrás, tanto por no administrar con sensatez las posesiones como por no imponerse con contundencia ni, lo peor de todo, abordar con concentración los lances a balón parado. Y por ahí le llegaron el disgusto y los sustos, que hasta en tres ocasiones se estrelló en la madera de Goitia los remates de los locales.

Afortunadamente, delante es otra cosa, aparecieron los buenos y punto pelota.

Cuando Emana se lo toma en serio, se suministra de juego a Rubén Castro y de ocasiones a Jorge Molina, no ha nacido en Segunda División quien pueda toserle al Betis. Luego con un hombre más, el equipo de Mel defraudó a todos. No podía ser que fuese el Numancia el que parecía jugar en superioridad numérica y en eso tuvieron muchísimo que ver los centrocampistas, que no guardaron la pelota ante las ganas y el trabajo del limitado equipo que adiestra Juan Carlos Unzué. Jugó el Barça y ganó el Betis, bueno para el fútbol lo primero y un consejo para los verdiblancos, que jugando como jugaron ayer en Soria salir con el botín completo no es más que un milagro.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios