La ventana

Luis Carlos Peris

Justificado estará el madrugón

AMANECE uno de los dos jueves que, en el año, relucen más que el sol, el del Corpus. Antes eran tres los jueves refulgentes, pero desde que perdió el carácter de festivo, el de la Ascensión pasa de puntillas, ni está ni se le espera. El Corpus, en Sevilla, sigue celebrándose en jueves y es festivo por todo el día, por lo que mantiene el brillo que tuvo siempre. Después de las aglomeraciones de anoche en la Sevilla eterna llega la hora de la verdad para esta ciudad que hoy alimenta su singularidad con una procesión que si tiene algún defecto es por el exceso de chaquetitas azules que figuran figuroneando en un cortejo demasiado largo y que lo hace pesadísimo. Demasiados figurantes que viven en este día del Corpus su momento de gloria. Estamos ante un día que merece la pena vivirlo en Sevilla y en el se justifica el madrugón para ver la Custodia brillando al sol joven y fuerte por la Punta del Diamante.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios