desde mi córner

Luis Carlos Peris

Con Kanoute, caballerosidad

Cuando parece inevitable el adiós al mejor jugador del Sevilla, la pregunta es que cuánto se le echará de menos

ESTÁ procediendo el Sevilla con una caballerosidad poco usual en el mundo del fútbol en el asunto del futuro de Kanoute. Junto a esa caballerosidad que tan poco se estila está el reconocimiento que le prodiga Del Nido considerándolo el mejor jugador de la historia del Sevilla. Y yo no sé si es el mejor de todos, que los hubo y muchos, pero que es el más determinante no hay quien lo dude. Arza, Bertoni y Suker eran, para mi gusto, los antecesores de este francés vocacionalmente africano, pero su figura gigantesca se fue agigantando a golpe de goles en las distintas finales que sirvieron para el gran acarreo de plata a Nervión.

No sé si en este rapto de caballerosidad que el Sevilla está teniendo con Kanoute, al que prácticamente ha dejado que haga lo que crea conveniente, tendrá algo que ver la economía del club y los emolumentos que percibe, no lo sé, pero que la postura es rara avis en el proceloso mundo del fútbol no hay quien pueda ponerlo en solfa. Todo indica que Kanoute emigrará al mundo islámico en busca de los petrodólares cataríes y eso es como irse a favor de querencia por la forma de pensar del extraordinario futbolista. Y en este estado de cosas, la caballerosa postura del Sevilla habrá surgido tras calibrar detenidamente qué es lo que más conviene a ambos.

Que sí le conviene a un mahometano convencido resulta indiscutible, pero que le compense al Sevilla el ahorro de su ficha no está tan claro. Aunque las facultades van menguando y este año ya participó menos, resulta indudable que su efectividad fue como siempre, altísima. Partidos atascados que él desatascaba surgiendo de no se sabe dónde para estar en el sitio preciso en el momento justo o situaciones comprometidas que él resolvía con esa difícil facilidad que él siempre mostró. Da la impresión de que su marcha se hace inevitable y, aun considerando encomiable la caballerosidad del Sevilla, la incógnita es en qué medida se le echará de menos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios