Visto y oído

Antonio / Sempere

Km 0

SIN voz en off. Sin ningún comentario que apoyase las imágenes. Así fue el reportaje Kilómetro cero que pudimos ver en Crónicas. Llamaría la atención que en los créditos figurase el nombre de una guionista, Carmen García Bonet. ¿Pero qué guionista?, dirían los profanos, si el trabajo no contenía un guión. Paradójicamente, a través de sus 45 minutos, este programa contaba con el mejor de los guiones posibles. Buen ejemplo de cómo realizar un trabajo contundente y redondo. Con la ayuda de José Luis Aragón en la realización.

Carmen G. Bonet optó por la narración cronológica. Arrancando en las vísperas de las elecciones del 22-M, deteniéndose muy especialmente en la jornada de reflexión, y concluyendo su mirada unos días después de celebrados los comicios. A lo largo de los 45 minutos, el equivalente a tres reportajes de Informe semanal, fueron los propios indignados quienes articularon el relato. Observamos sus trastiendas, sus vericuetos, sus altos y sus bajos.

No es la primera vez que un trabajo de estas características presenta una opción semejante. Algunos programas documentales fundacionales de producción propia en Canal + presentaban en este mismo planteamiento. Pero lo habitual, como sucede en la nueva etapa que inicia Jon Sistiaga como reportero en el canal de pago, sea el periodista quien lleve de la mano al espectador, quien le introduzca con sus comentarios o le guíe con sus matizaciones.

Carmen G. Bonet, a la que seguimos desde hace muchos, bastantes, años en La aventura del saber, supo que ante un fenómeno como el de los Indignados, no había voz en off que tuviese tanta fuerza como la propia gente de la calle.

Y bordó un reportaje sencillamente memorable.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios