PASA LA VIDA

Juan Luis / Pavón / Jlpavon@ Diariodesevilla.es

Laboraforo en peligro

LE va a resultar difícil a Monteseirín y a Torrijos explicar por qué un Gobierno municipal de progreso finiquita la labor que hace en los barrios, con unos 8.000 niños, el Laboraforo de la Universidad de Sevilla, al que no renueva el convenio. Los integrantes de este grupo de investigación y educación recaban firmas para protestar por la medida. Sumen la mía. Hay tanto por hacer para la socialización de los chavales y el estímulo de su capacidad participativa, que el debate tendría que ser el contrario: crear muchos más laboraforos, sean quienes sean sus artífices y gobierne quien gobierne desde la alcaldía. Contribuir a la instrucción y a la ciudadanía es una vacunación que debería estar tan extendida como la de la gripe. A la vista están los efectos de su escasez.

Por vez primera, muchos escolares de barrios que apenas tienen notoriedad social se han sentido orgullosos de participar en iniciativas educativas y vecinales. Colegios como el Alberto Lista, el Adriano, el Lora Tamayo o el San José de Palmete pueden hablar mejor que yo del balón de oxígeno que supone en esos entornos la consolidación de los 27 grupos de jóvenes auspiciados por Laboraforo para la dinamización educativa y social. En algunos de ellos los alumnos han construido alcorques, bancales y juegos, han decorado patios, han arreglado equipamientos, han sembrado y reforestado arriates, zonas verdes y pequeñas huertas. Sí, es real y en la Sevilla avasallada por canis y pijos, no es una ficción de Hollywood para la lágrima fácil.

Asociaciones como Acercando Realidades, Rompe Tus Cadenas, Pro-Parque Miraflores y Alboreal pueden referir con más propiedad las experiencias que encauzan entre los niños y jóvenes sus habilidades y motivaciones individuales y colectivas. En Triana, San Jerónimo, Pino Montano, Su Eminencia o Torreblanca encontrarán testigos de lo que señalo. ¡Qué tiempos estos en los que hay que luchar por lo evidente!

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios