La ciudad y los días

Carlos Colón

Lady Bollocks

ANDALUCÍA es la peor entre las regiones de un país mediocre que no alcanza la media europea. Nos referimos a la educación, claro.

Ocupamos el puesto 12 de 14 en comprensión lectora y ciencias; y el 13 en matemáticas. Estamos a 20 puntos de la media española y a 30 de la OCDE. No, no miren a Franco: hace 35 años que murió. Tampoco miren al PP: nunca gobernó en Andalucía. No hace falta ser Hércules Poirot para dar con el culpable: el único partido que ha tenido responsabilidades de gobierno en nuestra historia democrática. Pregunten por Rafael Escuredo (1979-1984), José Rodríguez de la Borbolla (1984-1990), Manuel Chaves (1990-2009) y José Antonio Griñán (2009 hasta hoy).

Pregunten por el PSOE. El poder acarrea responsabilidades. Y el reparto de los poderes en taifas autonómicas -es decir, las competencias asumidas por los virreinatos periféricos- hace aún mayores estas responsabilidades. Es molesto, desde luego; pero inevitable. Por eso está claro a quién corresponden las responsabilidades en la catástrofe educativa andaluza.

¿Lo recordarán los electores? Me temo que no. Llegado el momento se agitará el espantajo facha con cara y bigote de Alfredo Mayo, se resucitará el monigote del señorito con rizos en la nuca, se invocará al coco quita-PER, al tío del saco quita-pensiones y al sacamantecas neoliberal dispuesto a hacer más pobres a los pobres y más ricos a los ricos… Y muchos pensarán que, por malos que sean éstos, los otros serán peores. Mientras que los que no se toman la molestia de pensar serán víctimas de su germenofobia (obsesión obsesivo-compulsiva por la limpieza y aversión a los gérmenes) ideológica; y votarán lo único que según ellos puede votarse sin ensuciar el progresismo ni infectar la inteligencia (que, como todo el mundo sabe, es de izquierdas: basta ver y oír a Gaspar Zarrías o a Leire Pajín, también conocida como Lady Bollocks, para comprenderlo). Porque, como todo el mundo también sabe, la derecha popular es facha, franquista, antidemocrática, chusca, torpe, inculta, homófoba, insolidaria, clasista, belicista y todo lo que de vez en cuando nos recuerdan los socialistas y todas las semanas -y a gritos- María Antonia Iglesias.

No crean que lo anterior es broma fácil, superficial caricatura o manipulación. Ustedes y yo sabemos que son muchos los que actúan así. ¿O no ven cómo a diario sus oponentes le afeitan la barba a Rajoy para ponerle el bigotito de Franco? Mientras tanto Zapatero militariza, privatiza, recorta y ofrece Rota como un Fort Apache, mejor como el fuerte de Beau Geste, a los yanquis. No importa. Es de izquierdas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios