Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

La Liga, vulnerable tras las fronteras

La declaración que hace el Liverpool de Alberto Moreno es imposible para un club español

Recuperar a Alberto Moreno estaba bien pensado. Era una buena fórmula para cumplir con esa normativa que exige la UEFA para promocionar el trabajo de cantera, pero el gozo del Sevilla en un pozo. De ser el tercero en la lista de los laterales zurdos del Liverpool ha pasado a que le cuelguen el cartel de intransferible y con la Iglesia hemos topado, amigo. A partir de ahí no hay tu tía mientras el dueño del futbolista no dé el sí.

El dueño inglés, claro, ya que si fuera al revés no existe cartel de intransferible alguno. Algo que la legislación deportiva española debe arreglar por vía de urgencia es ayudar a que los clubes patrios no sean tan vulnerables ante los ataques de la Premier. La Premier, y muchas Ligas como la inglesa, no contempla cláusula de rescisión alguna, por lo que un futbolista deseado por su club no tiene posibilidad de incumplir su contrato de forma unilateral, lo que va a situación de desigualdad.

El Sevilla no puede fichar a Alberto Moreno si el Liverpool no quiere, pero N'Zonzi puede irse a la Juve como los piamonteses abonen la cláusula póngase el Sevilla como se ponga. Hay que poner pies en pared para que la Liga se blinde ante esas formas de OPA hostil que ella no puede utilizar en algunos mercados extranjeros. Cuando el 30 de junio de 1985, al compás de la abolición del injusto derecho de retención, se dio a luz el Decreto 1006/85 se abría una situación que no era perfecta.

Tiene el Consejo Superior de Deportes la pelota en su tejado y no debe dejar que bote más allende los Pirineos. Está muy bien como fórmula para el mercadeo doméstico, pero no para que esa Premier tan rica entre a saco en España sin que sea posible la contrapartida. Es un sarcasmo que al Barça le birlen Neymar contra su voluntad y que no pueda hacer lo propio, por ejemplo, con Coutinho o con Mbappe. Urge por el bien del fútbol que todos dispongan de similar armamento.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios