El medio centro

Carlos Izquierdo

¿La Liga de qué?

Dos equipos vivos en Europa de 16 posibles fijan el nivel de nuestro sobrevalorado campeonato

EL Sevilla ya no es el mejor equipo del mundo. Y no sólo porque lo haya dicho oficialmente la organización de mil siglas (ya habrá tiempo algún día, ahora que no se hieren tantas sensibilidades, para comentar la absurda clasificación que tal asociación realiza), sino porque en el mes de marzo está buscándose las castañas para intentar meterse en Europa la próxima temporada -sería por quinta temporada consecutiva-, fuera de la Copa del Rey y eliminado en la Liga de Campeones. Un equipo normal, vaya, dentro de un campeonato que va perdiendo fuelle año tras año, que va adocenándose en su propia complacencia mientras le adelantan por todos los lados en todo el continente.

La Liga se apaga y las pruebas son ya concluyentes. Después de los octavos de final, en la máxima competición europea sólo resiste el Barcelona tras los fracasos de Valencia, Real Madrid y, por qué no decirlo, Sevilla. En el otro lado, el del esplendor, aparece la pujante Premier League, con sus cuatro representantes (el Liverpool lo tiene hecho ante el Inter de Milán tras el 2-0 de la ida) prácticamente en el bombo e imponiendo su tiranía futbolística por Europa. El resto, los restos, un equipo turco, otro italiano, un alemán y un español.

El problema es que ya ni siquiera la clase media, ésa que hacía brillar el campeonato español en las últimas ediciones de la Copa de la UEFA, resiste a la comparación. El heroico Getafe es el único que mantiene la bandera en la segunda competición, alejados y fracasados también el Zaragoza, el Atlético de Madrid y el Villarreal. Dos equipos de 16 posibles fijan el balance de la Liga, manoseada y sobrevalorada por nosotros los patrios, pero puesta en su justo punto más allá de los Pirineos. La alarma ha sonado y alguien, muchos, tendrán que tomar las medidas oportunas para volver al lugar de principios de siglo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios