Visto y oído

Francisco / Andrés / Gallardo

Listos

LA Sexta sacrificó en este fin de semana la emisión del Sevilla-Betis para no perjudicar a la capital en pleno sábado de la cabalgata. En esta guerra del fútbol soterrada que se vive en las presentes semanas, Sogecable eligió entonces que el derbi fuera el partido del Canal +. A priori era más emocionante el duelo hispalense que el Español-Villarreal que se emitió en abierto, pero al final ambos encuentros flojearon por la evidencia de sus respectivos resultados.

Si no hay fútbol, La Sexta busca siempre ser la alternativa. Hoy se queda fuera de juego en la noche de los cuchillos largos, en este martes donde cuatro ficciones estelares se pegarán bocados unas a otras. El otro viernes el Robin Hood de la BBC en La Sexta presentaba una visión purista, alejada del superhéroe de Hollywood, que regenera este mito literario. Es una utopía que una cadena española aspirara a hacer algo parecido con El Cid, tan manoseado en el franquismo y que merecería una adaptación a este siglo tomatero.

La Sexta huye por ahora de las mañanas porque en esa franja no hay pasta, más bien sólo prestigio. La 1 ha querido animar los minutos que anteceden al informativo regional con un nuevo concurso, La lista, que sustituye a El negociador, el de Javier Capitán, que cada mediodía simulaba una timba cariacontecida. Daniel Domenjó es la sonrisa voluntariosa que conduce este nuevo juego cuya mecánica les resumo rápidamente: es la primera fase del antiguo Un, dos, tres, pero a cámara lenta. Una pareja ha de ir rellenando una lista con un tema propuesto. Nada del otro mundo y, por tanto, muy poca materia para adobar con sal y pimiento. Domenjó tiene difícil animar un concurso de mecanismo limitado. En el primer programa los ganadores no se llevaron ni un leuro porque eran realmente malos. No hicieron honor al nombre de La lista.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios