Visto y oído

Francisco / Andrés / Gallardo

La Loe, la Loe

C ON sólo un vistazo quedó confirmado que la chica de los pelos de perro lanoso no tiene ni pizca de gracia. Si además le escriben los guiones los meritorios de El Terrat (la productora enchufada de TVE), el resultado es escalofriante. Inma del Moral regresaba este lunes con La guerra de los mandos, un zapping de grado tortuoso en el que lo más prescindible eran las apariciones lamiosas de la rubia. Este espacio de recortes y fragmentos utiliza momentos televisivos de ayer y hoy, los monta buscando una conexión cómica, y tras el pertinente batido se sirve en una mousse visual que se debe degustar en dosis pequeñas. Hora y media es un empacho mayúsculo para cualquiera, por lo que el fracaso de audiencia no sólo está cantado sino que es hasta comprensible. La 1, tan "desgubernamentalizada", como dice ahora la vicepresidenta, aumenta sus esfuerzos en alentar el servicio público.

En la noche de los forenses y las vaquillas Antena 3 ha rescatado a otros cursis, los pipiolos de ¿Sabes más que un niño de Primaria? En esta edición disimulan y los escolares llegan a equivocarse. Hasta han incluido a un Ristito, Pablo, que vacila con chulería a los cándidos concursantes. Los que se juegan los cuartos en este programa tienen una naturalidad tan forzosa que rechinan los dientes. Tanto como su ignorancia. Hata Ramontxu parece brillante al lado de ellos. ¿Sabes más...?, una adaptación de un exitoso programa norteamericano (allí también cuecen habas educativas), incide en destapar nuestras carencias en el disco duro, pero ya tiene narices que una recién licenciada en Comunicación Audiovisual diga que "Malta" es la capital de Chipre, como ocurrió este lunes. Ramón piropeaba a los pitagorines: "estos niños saben latín". Pues no. Y es una lástima. Los niños de la LOE, los de verdad, deberían aprender latín.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios