Su propio afán

enrique / garcía-máiquez

Lomce 'reloaded'

CIUDADANOS presenta su propuesta de reforma de la educación como la cuarta pata de su proyecto económico. Conectar la educación con la economía es vital. En un mundo globalizado, no se puede competir sin unos niveles máximos de formación. Vital, pero insuficiente si se pretende reconvertir toda la enseñanza en una formación profesional exclusivamente orientada a satisfacer demandas laborales. La cultura tiene un valor autónomo y superior que escapa o, mejor dicho, rebosa de los términos contables.

La parafernalia de la presentación, con ponentes de reconocido prestigio, ha estado bien. Escenifica una apuesta por el talento que falta nos hace. Mal, en cambio, que no se apueste por la libertad de enseñanza ni por el bono escolar, materias pendientes. Y muy maquiavélica la fecha escogida: a finales de julio, que no es talmente otro mes de vacaciones escolares, aunque lo parezca. De forma simbólica y mediática, se gana terreno para la educación al mar de las vacaciones.

Hablando de mar, hay que sumergirse. De fondo nos encontramos con una Lomce reloaded, si me permiten el bilingüismo, que tanto se defiende. No la Lomce descafeinada que llegó (tarde) al BOE, sino la ambiciosa reforma de los borradores borrados de Wert. Apenas hay nada nuevo en C's, lo que sorprende, tras tantas alharacas. Pero eso tiene su lectura positiva: el diagnóstico es unánime. El hecho tan criticado (y criticable) del montón de reformas educativas de la democracia demuestra que un consenso sí hay: las reformas se requieren.

Tanto la vida efímera de todas esas leyes como la letra de lo que propone C's, que exige esfuerzo e inversión y que pisará callos corporativistas e intereses diversos, podría llevarnos a la conclusión melancólica de que son, de nuevo, medidas tan imprescindibles como imposibles. Aunque hasta ahora -si nos fijamos- nunca faltó la voluntad. Falló siempre la generosidad política de llegar a un acuerdo transversal, magnánimo y duradero. Si Rivera va a exigir el pacto por la educación a cambio de sus votos, quizá pueda lograrlo. Lo novedoso, pues, no está, no nos engañemos, en el fondo, sino en la superficie y en sus circunstancias. Nada allana los mayores obstáculos políticos como las puras ganas de tocar poder. Tras las elecciones, C's será clave. Si supedita su apoyo a unos y a otros al pacto educativo, tal vez nos de la sorpresa de que al final era muy fácil.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios