Hace poco mostrábamos el estado lamentable en el que se encontraba la famosa Pila del Pato a consecuencia de un acto vandálico, y hoy nos congratulamos de ver la singular pileta de la plaza de San Leandro restaurada luciendo la figura del ave palmípeda con todo su esplendor.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios