El parqué

Pablo Cumella

Lunes de resaca

EL Íbex cerró la sesión de ayer con una caída del 2,33%, la mayor desde el pasado 29 de noviembre (-2,33%) que lo situó en la cota de los 10.810,5 puntos, tras cotizar por encima de los 11.000 enteros la pasada semana.

Todos los valores del Íbex cerraron en números rojos. Abengoa lideró los descensos (-5%), seguida de Técnicas Reunidas (-4,79%), OHL (-4,16%), Popular (-3,81%), Acciona (-3,55%), Bankinter (-3,51%), Santander (-3,29%), BBVA (-2,99%) y Telefónica (-1,14%).

La banca volvió a ser uno de los sectores más castigados de la sesión, que estuvo marcada por la recogida de beneficios desde las primeras horas de cotización. Los expertos explicaron que el fuerte descenso de ayer fue una corrección de los beneficios registrados durante la pasada semana.

Las tensiones en Oriente Próximo y la subida del Brent, que puede determinar una revisión al alza de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) antes de lo previsto, también introdujeron tensión.

El precio del barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, se situó en 104,60 dólares, más de un dólar por encima de su anterior precio de cierre.

En Europa, los principales indicadores también cerraron con signo negativo, pero con caídas más moderadas que Madrid. Así, París descendió un 1,44% y Fráncfort, un 1,41%. Wall Street no abrió sus puertas porque celebraba el Día del Presidente y el cierre se notó en toda Europa.

Los analistas explicaron que tras la recogida de beneficios de ayer y la apertura de Wall Street hoy, el Íbex podría animarse y recuperar parte de lo perdido.

En el mercado de divisas, el euro cede posiciones frente al dólar y al cierre de la sesión bursátil el cambio entre las dos monedas quedaba fijado en 1,3671 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios