La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

De cuando la Macarena salía de Cuna

Visto bueno a que la Macarena cambie Cuna por Alfalfa, pero reticencias a que el Calvario dé un rodeo para entrar en la Campana por Alfonso XII y no por O'Donnell. Nada que objetar si no fuese por dejarnos sin una de las estampas más bellas de nuestra Semana Santa. Cuando la Macarena salía de Cuna a Laraña y el sol, joven y fuerte, le daba en el cansancio de su cara tras una noche entera tras su Hijo ya sentenciado, esa Gioconda a lo divino era más divina aún, si es que eso es posible. En aras de la seguridad, indemostrable seguridad por cierto, nos quedamos sin ver a la Esperanza yendo sobre los pies a los sones de Virgen del Valle al paso por la Anunciación. Bien está lo que bien acaba, cierto es, pero no es menos cierto que todas estas prevenciones por culpa de los desmanes de una sociedad podrida son un ideario sólo teórico que vamos a ver cómo sale.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios