Crónica personal

Pilar / cernuda /

Madina, en un mar de dudas

NO ha dicho que sí, pero tampoco que no. Y el hecho de que no haya dicho que no hace pensar a quienes le presionan desde hace más de dos años para que se presente candidato a la Secretaría General del PSOE que Eduardo Madina podría dar el paso. Se lo estaría pensando, después de tantas reticencias y tantas negativas.

Si finalmente decidiese dar la batalla no sería sólo por la insistencia de muchos de sus compañeros, sino por las reflexiones que le han hecho y que probablemente él mismo se hace: con Rubalcaba no se ganan las siguientes elecciones. Con Rubalcaba el desánimo ha hecho presa en el partido, con Rubalcaba no se ha logrado subir en las encuestas a pesar del deterioro que sufre el PP, y con el equipo de Rubalcaba la necesaria renovación del PSOE no se ve por ninguna parte. Por tanto, aunque no haya dicho todavía que sí, en el PSOE se empieza a pensar que es posible pasar página a medio plazo.

Rubalcaba no se pronuncia, sigue con su latiguillo de que firmó un contrato por cuatro años cuando fue elegido secretario general en Sevilla. No puede decir otra cosa. Carme Chacón, que peleó con Rubalcaba por esa Secretaría, hace tiempo ya que ha dejado aparcada esa idea, es consciente de su contaminación catalana aunque es de las pocas militantes del PSC que se ha desmarcado claramente de la postura de Pere Navarro a favor de la consulta independentista; si se presentara Madina se puede apostar que se pondría de su lado. Y el que quiere ser secretario general es Patxi López, pero a medida que transcurren los meses se desdibujan sus opciones a ganar esa batalla, no cuenta con los apoyos con los que contaba cuando era lehendakari y además no logró el resultado electoral que esperaban los socialistas. En cuanto a Griñán, por Ferraz se comenta hace tiempo que lo único a lo que aspira es a tener influencia y capacidad de decisión respecto a cómo plantear el futuro, pero se conforma con mantenerse en la presidencia del partido.

¿Madina será por tanto el próximo secretario general? Largo nos lo fiáis, en política es difícil hacer pronóstico a medio plazo, cuanto más a largo. Pero el hecho de que haya provocado tantas declaraciones a favor, la noticia de que barajaba la idea de ser candidato indica que las ansias de cambio son más profundas de lo que querrían Rubalcaba y Valenciano. Un dúo que no ha cuajado, y que perdió aún más terreno al designar portavoz parlamentaria a una Soraya Rodríguez que no ha conseguido convertirse en un referente.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios