La ventana

Luis Carlos Peris

Madrid Arena como macabro surrealismo

CONSUMADO el fallecimiento de la quinta víctima, la tragedia del Madrid Arena se va rodeando de un manto surrealista que, día a día, la hace más dolorosa. Dato a dato de la investigación van convirtiendo el suceso en una montaña de basura que parece no tener correspondencia con los tiempos que vivimos, ¿o sí? Con un servicio médico insuficiente por no llamarlo de otra manera, un dispositivo de seguridad bastante inseguro y con el empresario haciendo su agosto a base de hacinar a los clientes, la tragedia, de por sí pavorosa, va cobrando una dimensión que la lleva de lleno al surrealismo más cruel. Ha dicho la alcaldesa que las responsabilidades serán depuradas minuciosamente, pero, por lo pronto el tipo que hizo bingo taquillero anda suelto, sí, el que organizó tan macabro disparate campa a sus anchas sin nadie que le diga ¿dónde vas, tío? Cinco vidas incipientes segadas y a la espera de noticias.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios