Visto y oído

Francisco Andrés / Gallardo

Manda Jones

LOS canales han adoptado la moda norteamericana de alterar la "mosca" del logotipo corporativo para aprovecharla con fines promocionales. La 1 lo hizo recientemente con El coche fantástico. Antena 3 shrekizó su logo en Navidad y este sábado hacía lo propio para anunciar la oportunista emisión de En busca del arca perdida, un monumento del cine de aventuras de los 80 venido un poquito a menos, según constatamos un poco compungidos algunos incondicionales. Pero lo peor fue la falta de respeto a los espectadores al emitir la promocionada película con más de veinte minutos de retraso. Después de estar toda una jornada con la sobreimpresión "22:15", Indiana no empezó a adentrarse por la cueva hasta cerca de las once menos cuarto. ¿Queda todavía alguna sospecha de que los canales generalistas no quieren ciudadanos, sino consumidores, tragabolos publicitarios, a los que se les ningunea de todas las hechuras posibles?

No por estar acostumbrados ya a que el prime time comience pasadas las diez y media, y que las "diez de la noche" signifique en el castellano actual "cuando a la publicidad le dé la gana o termine el fútbol en la competencia", todavía nos sobreviene un arranque de indignación cuando los horarios se incumplen con tanto descaro usurero. Ahí me tienen a la parentela expectante y desesperada y el Jones, con una rima irresistible, sin aparecer pese a lo prometido en la pantalla. Dan ganas de coger el látigo.

Pese a la informalidad de Antena 3, y pese a los 26 años que les pesa encima a este Spielberg encantador sin efectos digitales, la película alcanzó unos 4 millones de espectadores que ahora mismo no consigue casi ninguna otra ni aunque se programara el mejor de los estrenos recientes pirateados. El Jones previo a su reaparición geriátrica se convirtió en acontecimiento y agiganta su figura de clásico catódico.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios