Visto y oído

Antonio / Sempere

Maquinaria

LA maquinaria vuelve a ponerse en marcha. Porque la maquinaria, reconozcámoslo, ha estado parada durante las últimas semanas. Lo que nos han ofrecido las cadenas, por lo general, ha sido un remedo de programación. Un tentempié. Lo más parecido a lo que ocurriría caso de producirse una huelga larga por parte de los profesionales del sector. Y es que los meses de agosto parecen cada vez más largos. Sobre todo porque para según quién se inician en junio.

Que un programa como 'Días de cine' se ausente de nuestras pantallas durante trece semanas tiene, para quien suscribe, un efecto nocivo que debería ser evaluado. Y es sólo un ejemplo entre muchos. La cuestión es que este lunes empiezan a reubicarse las piezas, el 6 de septiembre empieza la temporada propiamente dicha, y a partir del 13 de septiembre todo empezará a navegar a velocidad de crucero. Todo. Lo bueno, lo malo y lo regular. La normalidad en sí misma ya es un factor positivo.

Ahora que una mayoría vuelve a su ocupación, en estas fechas vuelvo a sentir el deseo frustrado de hacer lo propio. A mí también me gustaría incorporarme a mi despacho de una televisión, de una radio, de una productora. Tener un equipo. Sentir la pertenencia a un grupo. El tiempo pasa tan rápido que los cincuenta están a punto de caer sobre mi cabeza. Tengo la edad del mismísimo presidente del Gobierno y muchos de los directores y responsables de programas o secciones, redactores jefes de informativos o coordinadores de área son mucho más jóvenes que yo.

Elegí ir por libre, y eso tiene un precio. Pero de verdad que cuando el calendario señala estos territorios, surgen las dudas. La añoranza por lo que me estoy perdiendo. No se puede tener todo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios