Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Maradona, genio y siempre figura

"Estuve muerto y me tuve que reinventar" es la última sentencia de un tipo al que todos desahuciamos

ESTUVE muerto y me tuve que reinventar ha sido la última gran frase de esa fábrica de frases que es Diego Armando Maradona. Se pronuncia por todo, habla de todo, se viene arriba en cualquier controversia y ay del que ose llevarle la contraria porque en ese mismo momento lo declara su enemigo. Así es el Pelusa desde que la vida se le postrase a sus pies gracias a lo que la Naturaleza le había dado. Ahora vuelve a estar en la cresta de la ola y, afortunadamente, no por una redada, por una reyerta o por una recaída, sino porque se rehabilitó, dejó de ser una bola de grasa y ha llegado a ser seleccionador de Argentina.

De Diego hay hasta necrológicas en los arcanos de periódicos de todo el mundo. Estuvo tan desahuciado que nadie daba un duro por una mínima recuperación. No porque presentase el aspecto que ahora da su físico, sino para una mínima recuperación que le permitiese seguir viviendo. Entonces, cuando era una bola de grasa sin apenas movilidad movía a veces a la compasión y parecía ridículo en otras. Cuando estuvo internado en Cuba y siempre con el habano desproporcionado en la boca daba hasta grima verlo, nadie veía en él al de México'86, pero el tipo ha salido adelante y ha conseguido algo que no era previsible, que volviese a ser admirado.

Pero, a semejanza de ese dicho de que quien nace lechón muere cochino, Diego ha vuelto en su recuperación a ser un calco del que fue. Se la jura a quien no esté de acuerdo con él y ha enfilado a Valdano porque no creía en él como seleccionador de la albiceleste. Y el próximo en desaparecer de su galería de perpetuos puede ser Bilardo, un hombre que se puede convertir en la víctima más reiterada de los ataques de ingratitud de Diego. Generador de frases y de polémicas, Diego ha parido una sentencia magnífica. "Estuve muerto y me tuve que reinventar", siempre hablando en pretérito imperfecto, con brillo y rotundidad. Genio y siempre figura.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios