La ciudad y los días

carlos / colón

Matando las humanidades

UN grave problema real, no inventado por la propaganda ni exagerado para utilizarlo en la contienda política, es que las cinco regiones con mayor tasa de paro de la Unión Europea sean españolas y Andalucía figure entre ellas; que el desempleo afecte al 38,4% de la población activa en Andalucía; que el paro juvenil en Andalucía entre los menores de 25 años afecte al 62% de los jóvenes y tres de cada cinco andaluces menores de 25 años padezcan el desempleo; que no deje de crecer el número de jóvenes que, por no estudiar ni trabajar, quedan fuera del sistema educativo, social y laboral, muchos condenados -añado- a convertirse en eso que en Estados Unidos se llama despectivamente basura blanca, término cargado de connotaciones racistas y clasistas pero que señala una desoladora realidad social. Es lo que han dicho los representantes de la Comisión Europea y de la Fundación Universidad Empresa y Meridianos durante la jornada Ideas para Reinventarte.

El objetivo es potenciar la empleabilidad de los jóvenes andaluces, lo que está muy bien. Lo preocupante son algunas soluciones aportadas. Sobre todo la de buscar lo que llaman "una conexión real entre educación y trabajo" que permita a los jóvenes "posicionarse y reinventarse" (perdón por la jerga, pero es de ellos) en el mercado laboral para competir en una búsqueda de empleo más "eficaz y fructífera". Denunciando una "desconexión" entre el sistema educativo y el mercado laboral "que es necesario reconducir" para lograr una "conexión real" entre ambos, con un "cambio estructural del sistema educativo". Lo que incluye -me lo veía venir- que no se sigan impartiendo especialidades "que no tienen demanda laboral".

Esto puede significar la mutilación de los objetivos básicos de la universidad, entre los que se cuentan "la creación, desarrollo, transmisión, difusión y crítica de la ciencia, la técnica, el arte y la cultura, promoviendo una visión integral del conocimiento y su transferencia a la sociedad" y "la preparación para el ejercicio de actividades profesionales que exijan la aplicación de conocimientos y métodos humanísticos, científicos, técnicos, o de creación artística" (primer y segundo punto del artículo 3 de los Estatutos de la Universidad de Sevilla). ¿Qué pasa si los conocimientos humanísticos y artísticos no tienen demanda laboral porque se han erradicado de los planes de estudios? Sobre todo, ¿son necesarios o superfluos? Continuará.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios