Visto y Oído

francisco / andrés / gallardo

Medianías

LA clase media sólo está representada realmente en la televisión actual en los reportajes callejeros, esos recorridos cámara en mano que parecen meterse por las trastiendas y reboticas y que impregnan el salón de casa con olor a calle mojada o a solar al relente. Callejeros, en Cuatro, llevó la antorcha por esta forma de relatar la realidad con guión escueto y enfocando la vida sin efectos especiales ni montajes complicados.

Este formato, originariamente informativo y que se ha convertido más bien en costumbrista, se puede distorsionar hasta el sensacionalismo crudo, como se prodiga en Mediaset; o, como continuación de aquellos vídeos nuestros de cámara casera, con la testificación de personajes, lugares y situaciones, la versión habitual en las cadenas públicas. La actualidad se justifica por la reciente realización, y no tanto por lo noticioso. En Canal Sur 75 Minutos mantiene su interés aunque abuse de ese folclorismo que de forma pegajosa se adhiere a nuestra autonómica; y en TVE el vigía sigue siendo Comando Actualidad aunque, como bien sentencia el compadre Sempere, el recóndito Répor, producido por TVE en Cataluña, es su traslación más crítica y periodística.

Comando vino a ocupar por una noche, con discreta repercusión como se preveía, el hueco de Bertín en los miércoles de La 1 y donde a partir de la semana próxima se instalará Masterchef, con versión basculera más saludable. Era presumible que los reportajes callejeros de La 1 tendrían efímero paso por el prime time. Después de tantas entregas cada vez es más difícil que impacten a un público generalista que pide a este género golpes de efecto como los de Encarcelados, En tierra hostil. Una actualidad relativa, pero que al menos genere inquietud.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios