La ciudad y los días

Carlos Colón

Mejor el 'la, la, la'

LA evocación de Mayo del 68 ha servido para que se monte un debate artificial, que se diría lanzado para promocionar al Chikilicuatre que nos representará en el festival de Eurovisión, sobre el La, la, la. Aunque haya quien se rasgue las vestiduras porque estos días se hable más de Massiel que de Daniel Cohn-Bendit, no deja de ser una especie de justicia histórica que en España los sucesos del 68 se hayan visto reducidos a las proporciones de la minifalda festivalera. Porque lo que sucedió en París fue uno de los últimos estertores agónicos de la izquierda radical antes de ser deglutida por la posmodernidad hiperconsumista.

La revolución del 68 contra el capitalismo consumista y el bienestar burgués, que Guy Debord había denunciado en su clásico de 1967 La sociedad del espectáculo, ha sido rememorada por la intensa semana de debates sobre el La, la, la protagonizados por Jimmy Giménez Arnau, el presidente del club de eurofans, Jaime Cantizano, María Patiño o Jordi González en esas nuevas versiones de La clave (eliminado de la televisión pública por el PSOE en 1985, hay que recordar) que son ¿Dónde estás corazón? o La noria. La cuestión ha resultado ser de tanto calado que ha desplazado al más candente tema nacional; que no es el derrumbamiento del PP, sino el de la familia Pajares. Lo ratifica, poniendo la corona en el sarcófago del 68, esa nueva forma de democracia cultural-popular que son las audiencias al dar la victoria el viernes a ¿Dónde estás corazón? (2.365.000 espectadores) y el sábado a La noria (2.362.000 espectadores y 4.138.000 en el minuto de oro). Hay que decir que para reforzar sus respectivos liderazgos el primero llevó también al secretario de Pajares y una actriz porno, y el segundo a Darek. Toma sociedad del espectáculo.

Si no fuera porque en España aún seguimos sufriendo la peor herencia del 68, que es ETA, además de padecer otras secuelas educativas, psiquiátricas o culturales, sería para reírse. ¿Que ETA no es una herencia del 68, sino franquista? Leamos al historiador Eric Hobsbawm: "Después del fracaso de los grandes sueños de 1968, algunos estudiantes radicales intentaron hacer la revolución por su cuenta mediante el terrorismo de grupos pequeños… Los únicos supervivientes significativos de estas iniciativas en la última década del siglo eran la nacionalista y terrorista ETA vasca y la guerrilla comunista supuestamente campesina de Sendero Luminoso en Perú". No es un juicio severo: ETA empezó a matar en 1968, Brigadas Rojas nació en 1969 y la banda Baader-Meinhoff en 1968-1970. ¿Mayo del 68? Mejor el La, la, la.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios