La ventana

Luis Carlos Peris

Memoria de un cincuentenario muy especial

PROLIFERAN los actos culturales en torno a la fiesta de los toros, lo que le viene estupendamente de cara a los embates exógenos que padece. En estos días se celebra en Madrid el maratón de San Isidro, cerca de cuarenta días consecutivos en el duro cemento venteño aguantando a los del pañuelo verde y a los que cargan de razones a los del pañuelo verde. Y este mediodía, dentro de esa proliferación de actos culturales, se da uno que se prevé solemne y con empaque. Será en torno a la figura más incombustible que dio el toreo, la de Curro Romero. Comoquiera que se cumplen en estos días los cincuenta años de su confirmación de alternativa, que fue de manos de Pepe Luis y con su hermano Manolo testificando, habrá un acto lleno de academicismo para inaugurar una exposición de recuerdos de la vida y milagros del Faraón. Lo dicho, que mientras más tiempo pasa más vivo está en el recuerdo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios