desde mi córner

Luis Carlos Peris

Messi, basta de comparaciones

El recital de este chaval con aspecto de desnutrido acaba de forma tajante con la opción de seguir comparando

ALEMANIA en pleno lo entronizó como Dios del fútbol y el mundo se le ha terminado de rendir a sus pies tras el huracán de fútbol y de goles con que laminó al equipo de la aspirina. Parecía el Bayer Leverkusen un pelele a pies de Lionel Messi y, tras hacerle cinco goles, a ver quién sigue estableciendo comparaciones estúpidas. Hacer cinco goles en un partido de una competición de tan alto nivel como la Champions no parecía posible, pero es que si, además, se le hace a un equipo de los buenos de la Bundesliga se antoja cuestión sobrenatural que, como tal, no puede estar en manos de un ser mortal.

Cinco goles y ya alcanzó al primer dios verdadero del fútbol, que fue su compatriota Alfredo di Stéfano. Los cuarenta y nueve goles que la Saeta marcó en ocho o nueve ediciones de la Copa de Europa, Messi lo ha conseguido en mucho menos tiempo y siendo diez años más joven. ¿Cuál es el techo de este hombrecillo que hubo de crecer con ayuda artificial? Es imposible saber dónde va a frenarse con estas marcas logradas antes de cumplir los veinticinco años. Un servidor, que tenía a Di Stéfano, Pelé y Maradona como los dioses verdaderos, no tiene otra salida que incorporar a la lista a este tipo con aspecto de desnutrido, pero un escalón por encima.

Ya un escalón por encima de aquellos portentos y sólo le faltará ganar un Mundial para que no haya la menor posibilidad de duda. Era fantástico ver el grado de excitación del Camp Nou así que iban cayendo goles en la jaula del infortunado Leno, cómo la clientela azulgrana explotaba después de una mala racha en que el gesto de Leo se veía mustio por la frustración de cada ocasión que no pasaba del vicegol. Cinco goles como cinco soles y en Champions, que no es cualquier cosa, como para que se siga con absurdas comparaciones, como si se pudiesen mensurar artículos distintos, como si fuese posible equipararse a un futbolista indudablemente sobrenatural.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios