El parqué

Pablo Cumella

Mínimo del año

LA advertencia del presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, de que no tolerará una espiral inflacionista y de que no le temblará el pulso a la hora de subir los tipos de interés terminó por enfriar ayer los ánimos de los inversores. La constatación de que un recorte de las tasas es cada vez más improbable -pese a la desaceleración de la economía- no hizo más que consolidar las pérdidas en los mercados, que también se vieron arrastrados por la apertura bajista de Wall Street.

Así, el Íbex 35 continuó con su particular cuesta de enero y se dejó un 0,54 por ciento, para colocarse en los 14.524 puntos, el nivel más bajo de lo que va de año. La misma tónica siguió el Índice General, que descendió un 0,63 por ciento, en una jornada en la que el resto de plazas europeas también acabaron en rojo. El DAX de Fráncfort sufrió la caída más pronunciada, con un 0,89 por ciento, seguido del FTSE 100 londinense (0,80 por ciento) y el CAC 40 parisino (0,64).

De vuelta al selectivo español, dos bancos lideraron las ganancias: Bankinter y Banesto. El primero repuntó un 5,18 por ciento, tras confirmarse que Société Générale controla ya el 3 por ciento del capital, mientras que el segundo lo hizo un 3,52, después de recibir una recomendación positiva de ING. El tercer puesto se lo adjudicaron los títulos de Indra, al lograr una revalorización del 2,96 por ciento, beneficiados por el cierre de un contrato de la compañía en Colombia.

Al carro de las ganancias se subieron, además, Cintra, Ferrovial, Sacyr Vallehermoso e Inmobiliaria Colonial. La última mejoró un 1,53 por ciento, coincidiendo con el anuncio de que podría desprenderse de hasta el 33 por ciento de su filial francesa (SFL) para reducir deuda.

En el polo opuesto cotizaron los grandes del sector bancario, ya que BBVA y el Santander se apuntaron sendas bajadas del 1,29 y el 1,17 por ciento. En el negociado energético, sólo Gas Natural se salvó de la quema, con una subida del 0,23 por ciento, en contraste con el recorte del 1,44 por ciento de Repsol, del 0,37 de Iberdrola o del 1,78 por ciento de Endesa. Unión Fenosa, con unas pérdidas del 1,75 por ciento, y Red Eléctrica, que se dejó un 2,07 por ciento, se abonaron a esa tendencia.

En medio de esta marea de descensos, el farolillo rojo se lo llevó Gamesa, al caer un 4,5 por ciento. Por último, los títulos de Telefónica subieron un 0,57 por ciento, en una sesión en la que el euro se cambió a 1,47 dólares y el barril de Brent, petróleo de referencia en Europa, se abarató hasta los 92 dólares.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios