hoja de ruta

Ignacio Martínez

Monotema catalán

CATALUÑA es el monotema. Ayer Rajoy, de turné electoral por el País Vasco, dijo finamente que fuera de España hace mucho frío. Lo explicó en dos tiempos. Uno. Fuera de España y de Europa se está en ninguna parte y condenados a la nada. Y dos. Apartarse de la Constitución es apartarse de la prosperidad y del empleo. Para lo que dice en privado es bastante. Recuerda a una frase envenenada que Paco Ordóñez le dirigió a Pujol tras una salida de tono, poco habitual por cierto en aquel president: "Salirse de España es salirse de la UE y de la OTAN". Era finales de los 80 o principios de los 90.

En la recepción del viernes en el Palacio Real, en los corrillos con los periodistas el presidente del Gobierno repetía sobre el asunto catalán que hay que calmar el juego y no hacer provocaciones. Preguntado por la frase de Wert, en la que sostenía que hay que españolizar Cataluña, tiró balones fuera. Pero es evidente que no le ha gustado. Como tampoco al Rey. Ha trascendido un comentario al presidente del Gobierno sobre la frase del ministro, a quien habría reprochado el comentario. La Casa Real ha desmentido el contenido literal de la frase, pero es evidente que no ha gustado la ocurrencia tampoco en este ámbito. Para corroborarlo, basta oír al Príncipe Felipe hablar de rebajar la tensión.

Lo de prosperidad y empleo es de cajón. Si Cataluña es más del 20% del PIB nacional, su separación empobrecería al resto de España. Pero también a la liberada Cataluña. Y su entrada en la UE no tendría que ser vetada por el Gobierno español. Francia o el Reino se apresurarían a cortar de raíz cualquier intento de balcanizar a los grandes países de la Unión, por la cuenta que les trae.

Por cierto, Mas no fue a Madrid a la Fiesta Nacional. Ya estuvo ausente el año pasado. En esta ocasión tiene una excusa estupenda: tiene convocadas elecciones en noviembre y está de precampaña. Es el caso de Feijóo o López, que las tienen en unos días. Pero los que no tienen excusa son Griñán o Fabra, que también faltaron, como los presidentes balear, cántabro o riojano. Habría que decirles que este tipo de actos no son opcionales. Y menos en estos tiempos que corren. Aunque sea puente.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios