Visto y oído

Francisco Andrés Gallardo

Moranqueo

SÍ, los niños de Menuda noche llegan a ser chirriantes. Y no me toquen las palmas, que me conozco. Dejémoslo ahí. El programa de ZZJ para Canal Sur es amable y encandila más a los abuelos que a los padres y a los niños (a fin de cuentas esta gerontocracia es lo que mima la cadena andaluza para enarbolar su liderazgo conseguido a pulso). Juan y Medio lo hace de corazón, que para llenar la cartera ya tiene a Antena 3. Si lo han intentado copiar y remedar en la competencia y no les ha funcionado a los demás, hay que ponerle un punto a favor a todo el equipo y especialmente a quienes seleccionan a estos mocosos de la segunda modernización. Pero ahora que se abre una nueva legislatura la Nuestra puede, o más bien debería, replantearse contenidos de su programación, porque lo del saneamiento económico y el gasto contenido ya es asignatura obligatoria.

Además de darle un encalado de calidad a las tardes Canal Sur podría interrogarse si Menuda noche está sufriendo la carcoma del desgaste de audiencia. Las cifras bajan a la par que los niños crecen. Esa situación se ha avivado en las últimas semanas con la llegada del formato que ha encontrado su acomodo los viernes: el Tú sí que vales de Telecinco. Sardá abandonó el barco con las velas empopadas y cedió su sitio a Los Morancos, que se encontraban sin proyecto. Los hermanos trianeros han entrado en el momento en que Tú sí que vales ha dejado su vocación de casting de talentos por el de esperpéntico desfile interactivo de frikis y fauna diversa, diferenciándose así del Tienes talento de Cuatro que le reclama una denuncia por plagio. A falta de talentos, los Cadaval han firmado la alianza de la poca vergüenza con Llácer y con la malaje de Noemí Galera. Este moranqueo ya ha fabricado sus propios chikichikis, ay, como el pollo que canta de lo del Tío Pío. Y la audiencia les da la razón.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios