La ventana

Luis Carlos Peris

...y Morante vuelve al lugar de los autos

ARDE Madrid ante la cita de esta tarde con el arte. Arde en ascuas Las Ventas del Espíritu Santo y no por lo que ha estado pasando en este larguísimo tiempo de toros a las siete de cada tarde, sino porque esta tarde hace el paseo el hombre que un día propició que todo el país hablase de toros. Fue el 21 de un mayo más florido y hermoso que nunca gracias al capote de un ribereño de la margen derecha y esta tarde vuelve al lugar de autos dicho orfebre. De nuevo, una afición tras un capote de ensueño y todo un pueblo al rebufo de un torero que hace el toreo soñado, ese que baja hasta las muñecas sin que ningún obstáculo se le interponga desde el punto de partida, el corazón. Y todo este cúmulo de sensaciones llega por lo que en la tarde de la Ascensión, Morante cinceló ante un toro de Juan Pedro. Aquel reluciente jueves repite en este viernes que, seguro, rematará en muy especial.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios