PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Morosos y encadenados

EL cobrador del frac ya no es suficiente medida de presión para percibir lo adeudado. La falta de liquidez a la que aluden los morosos es un parapeto que desespera a quienes no pueden recuperar su dinero o ingresar lo trabajado. La primavera de ventoleras y chaparrones que vivimos incordia particularmente a un ciudadano como Antonio Moreno, empresario del sector de la carpintería metálica. Desde hace 10 días está en huelga de hambre y encadenado, en Mairena del Aljarafe, junto a la puerta de la promotora inmobiliaria que le debe 400.000 euros por numerosas instalaciones realizadas y no remuneradas. Corresponden a promociones de viviendas que no se venden. Por falta de ingresos, ha despedido a 15 de sus trabajadores, y tomó la decisión de plantarse en la calle de esa guisa, diciendo: "O me voy con el dinero o con los pies por delante".

El foco informativo está muy centrado en escudriñar el estado de salud de cada promotora inmobiliaria. No crean que todas son iguales ni están igual: las hay con beneficios, saneadas, desaceleradas, apuradas, asfixiadas y arruinadas. Mucho peor lo sobrellevan las empresas de sectores auxiliares. Su creación y tamaño ha estado ligada al fortísimo ritmo de actividad inmobiliaria.

La España sin liquidez que está al borde de la liquidación ya no ve dinero allí donde hay terreno urbanizable. Cualquier suelo ya no se convierte en billetes porque lo diga cualquiera. A Antonio Moreno, en lugar de un cheque con fondos le han ofrecido parcelas en Montellano. Y las rechaza porque con metros cuadrados ni paga nóminas ni da de comer a la familia. Ante el notable aumento de la morosidad, los bancos han reaccionado ofreciendo la demora en el pago de las hipotecas. Así se va a evitar que proliferen los padres encadenados ante las sucursales para suplicar, como morosos sin ingresos, que les congelen las obligaciones del préstamo. Tendrán que inventar el más difícil todavía para evitar la quiebra de las empresas que son víctima de los impagos de otras empresas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios