PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Mougan cae en desgracia

EL cargo de delegado provincial de Educación no es hoy en día una catapulta para hacer carrera política. Tan revuelto está el patio escolar, tan desacreditada la enseñanza pública (los dirigentes políticos son los primeros que le buscan colegios privados a sus hijos), tan deprimidos los profesores y tan poco trabajados los alumnos, que subirse a esa poltrona es sentarse encima de un polvorín. Elena Nimo, antecesora del actual delegado, ya sufrió los efectos del alto voltaje del cargo, sobrepasada y desacreditada por el cúmulo de problemas. Jaime Mougan está ahora en la picota porque en el PSOE ha irritado su manera de gestionar el despido y posterior readmisión de las cinco profesoras interinas que habían pedido la baja por embarazos de riesgo. En política no se perdona que el gran jefe (Chaves) tenga que dar la cara para remediar el desaguisado causado por un subalterno, admitir que había sido un error grave y pedir públicamente las disculpas que no había dado el delegado provincial. Para Mougan no ha podido ser más inoportuno el momento, pues en precampaña se perdonan aún menos los fallos, que se convierten de inmediato en munición dialéctica para la oposición. Y porque todos los que aspiran a un cargo político de confianza en la órbita socialista libran desde hace meses sus batallas y maniobras para postularse en la Junta y quitarle el puesto al prójimo, confiando en reeditar su hegemonía.

Luis Pizarro, el secretario de Organización del PSOE en Andalucía, le dio ayer la puntilla a Mougan. No se fue por las ramas, como tantas veces hacen para defender errores o inhibiciones. Dijo de él que no había estado a la altura de las circunstancias y que no le gustaron nada sus explicaciones. Ante tal pérdida de confianza, el código de buen gobierno en democracia indica que debe presentarse la dimisión antes de que te echen. Una lección que conviene explicar en la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios