La ventana

Luis Carlos Peris

Nadie como él con túnica y coraza

PENSABA en mi ya lejana juventud, a veces, sólo a veces, que hay que ver lo que le hubiese gustado a Rodrigo Díaz de Vivar haberse parecido a Charlton Heston, a Miguel Ángel quizás menos, pero a Marco Antonio... Lo que le hubiese gustado a Marco Antonio que la coraza y la túnica le hubiesen caído como le caía a Heston cuando zureaba en torno a Cleopatra ¿o no era Cleopatra la que se lo llevaba al huerto? ¿Y el intachable Ben Hur, no hubiese querido manejar la cuadriga como Heston en su inolvidable duelo con el malvado Mesala? Si nadie anduvo con dos pistolas como John Wayne, absolutamente nadie se enfundó en coraza y túnica como el desaparecido actor. Es más, Charlton Heston se viste de Marco Antonio un Jueves Santo por la tarde, se sube en el paso de la Sentencia y llega a Campana sin que nadie repare en su instrusismo. Ha muerto posiblemente con un rifle en la mano, pero ésa es otra historia.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios