Doble fondo

Roberto Pareja

Naranjas de la China

NO falla, es matemático y mayestático como ellos, los justos: sus garrotazos son ecuánimes y tan procedentes como el vino de la misa y si te hacen un chichón seguro que te está bien empleado, pero cuidado con toserles y dañar sus delicados cutis. La cara dura suele ir flanqueada por mandíbulas de cristal. Cómo se ponen algunos por un tiro de nada. La vida, incesante paradoja, nos dejó momentos impagables como los de las ministras de Zapatero posando con modelitos de 5.000 euros (por eso iba lo de impagables) en las escalinatas de La Moncloa, una imagen de agosto de 2004 que más que a nueve años suena a nueve siglos atrás y que hoy día sólo podría responder a fabulaciones de corte masoquista. ¿Quién imagina a Soraya Sáenz de Santamaría, Fátima Báñez, Ana Pastor o Ana Mato en esos menesteres, dicho sea por la que está cayendo?

Lo mínimo que les podría suceder es que llegara algún grupo de nazis y les estropeara la fiesta. Y que les pusiera firmes con su campanuda terminología (nazis) la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. A la sazón presidenta de Castilla-La Mancha (con tanto viaje entre Madrid y Toledo los de los escraches lo tienen crudo con ella), recuerda eso de débil con el fuerte y fuerte con el débil, tan furibunda con los que claman por los trabajadores desahuciados estigmatizándolos hasta asimilarlos con terroristas y exterminadores mientras contemporiza con currantes de dudosa catadura moral como Luis Bárcenas, al que le debe su célebre trabalenguas sobre su "indemnización en diferido".

Quizá alguien de su entorno le censurara esa comparación entre los poco democráticos escraches y el nazismo. Pero es improbable. A los políticos los asesores les suelen regalar los oídos. Y pobre del que tosa. Ya soltó Wert hace unos días eso de que "algunos tontos" de su equipo en Educación le sugerían que fuera a Salvados pero su "sensato" hijo le quitó la idea porque el bueno de Jordi Évole hace "preguntas-trampa". Ay.

En todo caso, su mensaje de que el PP es "el partido de los trabajadores" lo podrá amplificar Cospedal desde China, donde viaja invitada por el Partido Comunista. A ver si se relaja y cambia la brocha gorda por los matices.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios