Visto y oído

Francisco / Andrés / Gallardo

Navajeo

VALE, no es una copia, es un clon de Daños y perjuicios, pero está bien hecha, bien realizada, con calidad, con ganas de hacer algo diferente y atrapa con contundencia y respeto (qué palabra más manoseada) al espectador. Tratándose de una novedad de Telecinco es para levantar un monumento a Blanca Portillo y a quienes han trazado esa red de malas personas. Vale, que estamos hartos de series que apenas aportan, pero Acusados sí merece la pena dedicarle la noche del miércoles. Lo confirmaron en el segundo capítulo. Es mucho mejor, por supuesto, que los desnortados hombres de Paco, a medias entre el tebeo, el culebrón y los peores recursos del sintetismo (de Sin tetas...). La serie de Antena 3 está pidiendo un entierro definitivo y, por los datos de audiencia, a Acusados no le va a quedar mucho por delante. Pero, qué le vamos a hacer, disfrutemos mientras duren estas intrigas ponzoñosas y estas caras dobles que sólo dejan como pobre diablo al protagonista, Daniel Grao, el ayudante de la jueza. Está tan enfrascado en su trabajo investigador que no se entera de verdad de todo el navajeo descarnado que burbujea a su alrededor. Tiene su gracia este héroe de los mundos de Yupi. Si los guionistas de Acusados se quedan en el paro pueden aprovechar los flecos de la serie y adaptarla con lo que se cuece en las cúpulas de PP y PSOE. Les iban a salir unas galerías aún más cínicas que la de la ficción.

Al complicado miércoles copero Canal Sur se agregó con un resumen de 20 años de Carnaval de Cádiz, conducido por la pareja de aquel Tangai de hace unas temporadas, Manolo Casal y Modesto Barragán. Ahí están los tíos, para un roto, para un descosido y para un sms. En el repaso se comprobó lo mucho que se ha evolucionado en la realización de las retransmisiones andaluzas. Inversamente proporcional al declive creativo en las agrupaciones del Falla.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios