EL miércoles fue una jornada de nervios en el gobierno municipal. La circulación de una información que relacionaba al alcalde, Juan Espadas, en una negociación con Ausbanc para patrocinar un acto en Miami hizo que se dispararan las alarmas y que la oposición pidiera responsabilidades. La reacción fue rápida y el desmentido, con datos, hizo que la cosa, al final, no fuera a mayores.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios